Tips

Revestimientos Cerámicos

Normalmente cuando hablamos cerámica, azulejos, o porcelánicos estamos pensando en cocinas o baños, lugares que en los que son necesarios, pero este tipo de material se ha convertido en una alternativa decorativa y técnica muy versátil que aporta mucho a nuestro proyecto.

Tipos de cerámica

En primer lugar, hablaremos de los tipos de cerámica que hay, cuáles son sus características, ventajas e inconvenientes.

Según su composición

Dependiendo del material que se haya usado a la hora de fabricar las placas cerámicas, las arcillas y arenas podemos dividirlos en dos tipos de cerámica, la de Pasta Roja y la de Pasta Blanca.

Sus características técnicas son muy similares a pesar de lo que se piensa, la dureza del material es prácticamente la misma y a priori una vez tapado el lateral no veremos ninguna diferencia.

Lo única diferencia que existe es el esmaltado, al ser la pasta blanca una masa clara cualquier tipo de esmalte, ya sea claro u oscuro se verá mucho más nítido y potente.

Dentro de la composición y manera de fabricación también podemos dividir estos revestimientos en dos grandes grupos: Gres Normal y Gres Porcelánico.

El gres o gres esmaltado es el más habitual, el que conocemos como azulejo. Se usa en interiores ya que su absorción de agua es media.

El porcelánico en cambio es de mucha más resistencia y dureza, se utiliza en pavimentos y revestimientos exteriores, ya que tiene muy baja absorción de agua, es muy compacto y resiste los cambios bruscos de temperatura.

Según su corte

Podemos diferenciar el revestimiento cerámico atendiendo al corte de sus piezas, en bisel o rectificado.

El azulejo biselado es el más habitual, el que siempre hemos tenido en casa y que seguimos utilizando en la mayoría de los casos debido a su mejor coste y fácil colocación.

En este caso el canto viene de fábrica biselado, el borde se curva y las juntas entre piezas son muy visibles creando esas líneas características del azulejado. Estas juntas hacen que en la colocación podamos tener algunos errores sin que sean evidentes.

En cambio, en el rectificado el canto viene cortado a 90 grados, una esquina perfectamente recta que hace que las juntas sean invisibles.

El precio de este tipo de revestimiento suele ser mayor ya que las piezas son de gran formato. Además, contamos con la dificultad en la colocación, podemos conseguir un paño visiblemente homogéneo gracias a las casi inexistentes juntas, pero hay que saber colocarlo muy bien y ser muy curioso.

Tendencias

Ahora que sabemos que tipos de cerámica podemos encontrar según su fabricación, nos adentramos en la apariencia física.

En este campo la cerámica ha avanzado muchísimo y nos ha dado multitud de opciones, colores, formatos, relieves… para que podamos hacer lo que nuestra imaginación nos permita.

Os hablamos de algunas de las tendencias actuales.

Gran Formato

Es uno de los grandes cambios en el interiorismo. El azulejo “de toda la vida” rondaba las medidas 30×30, 45×45, 30×60 y de ahí no se pasaba. Ahora la tecnología nos ha permitido encontrar cerámica de gran formato, consiguiendo paños enteros con una sola pieza o cortes casi invisibles.

Revestimientos cerámicos, Todoser.

Este tipo de azulejo juega con la amplitud, con la continuidad entre espacios, por lo que es más apta para espacios grandes.

También podemos jugar con este material utilizándolo en lugares diferentes, como barras de bar, encimeras o fachadas.

Azulejo XS

En contrapunto al gran formato encontramos el azulejo de pequeño tamaño. Se ha usado hace tiempo y que vuelven a estar en auge en el mundo de la decoración y el diseño. Antiguamente eran piezas artesanales, que llevaban en si un trabajo muy laborioso y personal.

En la actualidad hay algunas que se siguen haciendo de la manera tradicional, dándole a nuestro espacio un valor añadido. Por todo ello el precio es bastante alto, y a consecuencia de esto aparece un segundo mercado el de la imitación.

Hay muchas casas que realizan imitaciones verdaderamente fieles a los originales, pero se abaratan costes y el efecto general es bastante parecido al conseguido con el otro tipo de baldosa.

Tenemos piezas de muchos colores, imponiéndose sobre todo el color blanco y los pasteles, tenues, que acentúan el estilo vintage de los espacios en las que se colocan o tonos más potentes para apariencias más industriales. Podemos usar un mismo tono o mezclarlos, creando diferentes zonas por paños o usándolos para conseguir formas o dibujos determinados.

Blancos

El blanco siempre ha sido, y sigue siendo una tendencia, antes usábamos cerámica blanca con decoraciones en cenefas o dibujos intercalados.

Ahora se apuesta por el blanco puro, liso o con relieve, brillo o mate, pero siempre blanco.

3D

Antes habría sido impensable, anteriormente se imitaba con un dibujo, pero ahora encontramos piezas cerámicas que parecen haber sido esculpidas, con relieves que pasan de lo más desapercibido a lo más atrevido.

Es un recurso muy atractivo ya que la luz intercede con el material y la textura se torna viva creando formas espectaculares, juegos geométricos, sombras imposibles… y podemos tocarlas.

Hidráulico

Nos encanta lo moderno, pero también lo artesanal, aquello que nos habla del pasado, pero traído al presente.

Esto es lo que nos pasa con el hidráulico, un pavimento que hemos visto en multitud de espacios cuando éramos pequeños, que hemos aborrecido y que en cambio ahora nos encanta.

El auténtico hidráulico es una capa gruesa de cemento fraguado y pigmentado, una auténtica obra de artesanía en cada pieza. Existen muchas casas que siguen fabricándolo de esta manera, pero su coste es muy elevado, por lo que aparecen las imitaciones.

Existen muy buenas imitaciones de este tipo de material que alegrarán nuestro espacio sin unos costes demasiado elevados.

Marmóleos

Otro de los materiales olvidados que vuelven pisando fuerte, para llenar todo tipo de espacios y estilos, mármoles blancos impolutos, negros contrastados, beige tenues… una gran variedad de patrones, diversidad de tonos y formas.  Formatos grandes y rectificados que crean paños continuos o piezas pequeñas con formas diferentes que le dan un toque juvenil y moderno.

También vemos en muchos interiores, piezas que hacen las veces de piedras menos marmóreas y mucho más orgánicas. Tienen mucha personalidad y hay que saber usarlas en la medida justa o espacios muy grandes, pero puede ser una especie de cuadro, obra de arte en tu suelo, en una pared o un murete.

Imitación madera y cementosos

Si lo que buscas es continuidad en el pavimento de tu espacio, esta puede ser una muy buena opción, la imitación a madera o la imitación a cemento pulido se usa cada vez más ya que podemos usarlos en la totalidad de la vivienda o local ya que es un material resistente a la humedad, que no precisa de cuidados especiales y es muy duradero.

Como ves la cerámica es una muy buena opción para tu proyecto, dependiendo de las necesidades, presupuesto y características del espacio podrás elegir las piezas que mejor encajen, opciones tienes muchísimas.

¡Ahora a diseñar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *